martes, 8 de mayo de 2012

Versos guardados sobre semejanzas



Es vil, es tosco como tus plegarias,
es  lento como tu comprensión que demora tanto:
es tu caminar que se esconde entre avenidas y espanto,
por fortuna, sin encontrarme.

Es infinita y confusa;
es como tu alma inerte,
es ahora  un  peligroso puñal hiriente:
es tu voz.

Es indeseable, es amargura vestida de blue jeans,
es tóxica como el aroma la rosa gris que aún conservas en tu habitación,
es un desperdicio cuando surge en mi imaginación:
es tu presencia.

Es la frustración inútil y casi perturbadora
de quien, al límite de sus fuerzas,
ha abandonado una justa pelea;
es el paseo de otros ciclos convertido en incómoda huella.
Es incendiar el lienzo de la memoria,
es sobredosis de congoja:
es  —todavía— recordarte.


1 comentarios:

Tilu Romero dijo...

Bueno che, interesante.

.