miércoles, 5 de octubre de 2011

Coalición

Desperté y de repente agredieron,
dispararon rompiendo barreras,
dispararon quebrando nuestra antigua tregua;
no tuvieron respeto por el viejo pacto.

Hace un tiempo juraron que no volverían,
yo tampoco debía llamarlos;
pues el daño causado fue alto,
y las penas regadas muy grandes.

Atacaron con balas cargadas de ayer,
invadiendo terrenos prohibidos,
secuestrando a guardianes feroces
que cuidaban trofeos de guerra traídos.

Ahora libro una desigual lucha
contra dos enemigos temibles,
que se unieron contra el que ahora escribe;
un Recuerdo y una Maldita Duda...

1 comentarios:

Ruth Ana López Calderón dijo...

Me encantó, porque primero pensé que ibas a relatar un hecho de esos que abundan por estos páramos, y luego ese remate tuyo....genial, te felicito!!

.